lunes, 13 de noviembre de 2017

Argentina / Debate. Documento Político 2017 de Convocatoria 2ª Independencia

Resumen Latinoamericano / 12 de noviembre de 2017
  1. Panorama Mundial 
  
Luego de la recuperación económica alcanzada en el 2010, de la crisis provocada por la burbuja financiera-inmobiliaria de Wall Street en el 2008; el Gobierno Global, que intenta consolidarse como tal, ha decidido iniciar su transición hacia un Nuevo Orden Mundial, pasando a consolidar su proceso Imperial de mayor concentración capitalista-financiera, de características liberales ortodoxas basadas mayoritariamente en el ideario histórico del las viejas familias oligárquicas anglosajonas del viejo dinero.  
  
El mundo entra en tensión bélica, en una disputa inter-capitalista entre el Gobierno Global de la Plutocracia imponiendo la hegemonía unipolar, contra el resto de las potencias capitalistas que intentan ser parte de la mesa chica disputando la multipolaridad para unos pocos sobrevivientes de los tiempos que vendrán.  
  
Para el Nuevo Orden Mundial, el problema demográfico es EL PROBLEMA. Sobran pueblos enteros frente la escases de recursos, y la guerra es la salida histórica para ellos. En este escenario cualquier opción hacia abonar la dispersión, el espontaneísmo, la reacción emocional desgastante e impotente, o el pacifismo posibilista parlamentario, es el suicidio en masa. Por ello, los pueblos no se auto-limitan o auto-condicionan con estas opciones, ni se someten masivamente a sus alternativas en estos momentos de conflicto abierto.  
 
LOS PUEBLOS QUE NO SOLO ESTÁN SOBREVIVIENDO, SINO QUE ESTÁN COMBATIENDO, LO HACEN DESDE LA ORGANIZACIÓN DECIDIDA A ENFRENTARSE A LA ALTURA DE ESTE ENEMIGO (como Venezuela, Siria, Palestina, etc.). Pensamiento Estratégico, Organización Revolucionaria, Combatientes no Víctimas, ejercicio del Internacionalismo, tanto en tiempos de supuesta paz o como en los de plena guerra, sea en guerras regulares o asimétricases esta la Tarea. HAY PUEBLOS COMBATIENDO AL IMPERIO EN EL MUNDO; Y EL NUESTRO, QUE RESISTE, TAMBIÉN DEBE PREPARARSE PARA ELLO.  
  1. Situación Nacional y Popular 
Entre sus disputas geoestratégicas, ellos mueven como fichas de ajedrez el destino de nuestro Pueblo, de nuestras naciones, de toda nuestra CLASE OPRIMIDA: trabajadores y trabajadoras con o sin empleo, sean también niños, niñas, jóvenes, ancianos o ancianas (más allá de sus definiciones étnicas, sexistas, ecologistas, indigenistas, etc.). TODAS Y TODOS COMO CLASE QUE VIVE DEL TRABAJO, Y ESTA SIENDO OPRIMIDA EN ESTA ETAPA IMPERIALISTA DEL CAPITALISMO. 
 El último mandato del gobierno de Cristina Kirchner terminó por condenar los últimos diez años (es decir una generación completa que se inicia a la vida política y económica del país), como una década totalmente desperdiciada para consolidar la subjetividad (es decir las organizaciones necesarias y el proyecto nacional y de liberación social anhelado), que pudiera desterrar contundentemente al colonizador de nuestras tierras 
En cambio ha dejado dividido y herido al tejido político y social del campo popular, ha sido vehículo de los principios y conceptos liberales y progresistas en las filas del nacionalismo popular, ha corrompido militancia, ha traficado la historia por oportunismo político, ha desorientado y desviado del camino transformador que el pueblo abriera hacia fines del 2001 (todo ello a pesar y sobre todo sin detenerse a cuidad las bases abnegadas populares que pusieron el lomo convencidas del necesario camino nacional y popular para la liberación). Nos ha dejado a merced y en bandeja de plata en manos de estos asesinos, explotadores, saqueadores, los patrones de siempre y genocidas oligarcas de doble apellido que solo les interesa hacer bien los deberes para sus jefes imperiales, como buenos gerentes que añoran vivir en otras tierras donde sean aceptados y reconocidos por una inalcanzable realeza que los desprecia.  
  
Nos han retrotraído a una época parecida a un par de años previos a los años ´30, ingresando de la mano de los liberales de la década infame a la Gran Depresión mundial. En un mundo aún más pequeño que el de aquellos años, gracias a la revolución tecnológica y de las comunicaciones, que les ha servido sobre todo como grilletes de propaganda ideológica dominante, consiguiendo masificar globalmente la esclavitud como nunca antes la humanidad había visto. Nuestro Pueblo argentino no es una excepción; y es lo que padecemos a la hora de intentar organizarnos, resistir, enfrentar al patrón y sus sabuesos, de sumar fuerzas y claridad para levantarnos una vez más. Nos esclavizaron, nos sometieron; necesitamos liberarnos.  
  
Nuestro país no ha dejado de pagar la deuda externa en los últimos años. El gobierno anterior recuperaba reservas del BCRA contrayendo deuda; y hoy sigue siendo lo mismo. Hoy como ayer, pero con distintos relatos, nos vuelven a vender que el endeudamiento nos garantizará crecimiento. Pero, hoy, en este mundo en guerra, los plazos se acortan; y por más impulso con los votos de elecciones parlamentarias, que a nadie convencen, el Gobierno de Macri sabe que la lluvia de inversiones no llega, y sin ellas va directo a una crisis económicafinanciera y social 
  
¿Por qué no llegan las inversiones? Porque no se cumplen con las exigencias del FMI. Que Cristina no recibiera las visitas de los inspectores del FMI, no implicaba que no incidieran sus exigencias. De hecho la famosa, y ahora herramienta represiva tan presente en manos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y sus amigos de los Servicios de Inteligencia (sobre todo internacionales), la Ley Anti-terrorista fue una muestra de tantas decisiones que se han tomado en dirección a profundizar el actual modelo de saqueo, explotación, represión y control territorial efectivo por el enemigo histórico, a pedido de los organismos internacionales.  
  
¿Cuáles son las exigencias con las que extorsiona el FMI para que lleguen las virtuales e hipotéticas, aunque utópica lluvia de inversiones? La Tercer Reforma del Estado, que había quedado trunca desde mediados de los ´90 y venía a pasos lentos (durante el gobierno anterior, no sólo no se modificó ninguna estructura estatal del menemismo, sino que el vaciamiento del Estado tampoco dejó de producirse, solo que con otras formas y características; se intentó convencernos de que había una necesidad de reinventar un Estado que supuestamente estaría presente para proteger los intereses de las clases populares frente a la crisis de representatividad surgida en el año 2001. Los millones de argentinos y argentinas hoy desprotegidos dan cuenta de esa mentira de ayer, que se continúa y profundiza hoy) : Ajuste del Estado Nacional (bajo la mentira del déficit fiscal que provoca el empleo estatal indicado como el principal despilfarro de un Estado que privilegia a los mismos políticos y empresarios de siempre); venta de activos, cierre y desfinanciamiento de las Empresas estratégicas del Estado; empobrecimiento y debilitamientos de los niveles provincial y municipal del Estado con transferencias de funciones sin presupuesto; Reforma Laboral (con intervención y persecución patronal en los sindicatos); Reforma Previsional; Reforma Impositiva; Reforma judicial y jurídica; Reforma del Sistema de Salud y Educación (pasantías que multiplican la mano de obra barata y esclava a favor de las grandes empresas)…SÍ, LAS RECIENTES ANUNCIADAS REFORMAS EN EL MARCO DEL GRAN ACUERDO NACIONAL. Un acuerdo tácito pero sentido (sobre todo en el lomo de las clases populares) donde algunos más adentro del CCK, o a un par de cuadras queriendo saber de qué se trata, han asistido sin intentar detener lo que avanza rápidamente antes que una crisis ingobernable económica y social les demore el orgasmo orgiástico al que aspiran estos yupis de doble apellido, al gozar con la impúdica soberbia de tener el poder sobre nuestras vidas.  
Es indudable que este Gobierno no va a producir ninguna ruptura con los organismos internacionales de crédito, no porque necesite préstamos, sino porque se considera parte del Grupo de los 20 países capitalistas más importantes de la Tierra. Orgullosos y serviles se preparan para recibir a sus jefes de la OMC, y entregar hasta sus madres para agasajar lo mejor posible a los presidentes del G20 el año que viene. Harán todo lo que les pidan con tal de ser parte de la fiesta de unos pocos. Mientras nos hambrean para servir a sus amos, ellos mismos son tratados como bufones de la corte.  
 
El gobierno anterior no ha transformado la matriz agro-exportadora-extractivista primaria, de saqueo foráneo de nuestros bienes naturales; y hoy, el actual gobierno avanza decididamente en este escenario global, con la ocupación efectiva de nuestro Territorio. Las puebladas de pueblos enteros, como las últimas de El Bolsón, Esquel, El Maitén, las luchas por la tierra de comunidades campesinas y originarias en Formosa, Salta, Jujuy, en toda la Patagonia, dan cuenta de la resistencia de nuestro Pueblo al avance que continúa y se multiplica de los intereses extranjeros sobre suelo argentino. Las luchas contra Benetton y Lewis, tanto de comunidades mapuches como criollas, contra Gildo Infran de wichis y agricultores familiares en Formosa, de desocupados y municipales en el feudo de Morales en Jujuy, de comunidades campesinas y guaraníes en la Salta de Urtubeyson brutalmente reprimidas por las burguesías y oligarquías locales en sociedad directa con capitales externos.  
  
La ocupación de nuestro territorio se está desarrollando hace años a través de la concentración de tierras en pocas manos, la radicación de empresas transnacionales, de sus mafias (redes que involucran al poder político, judicial y mediático) y en los últimos años también a través del narcotráfico. Hoy necesitan desplegarse por todo el mapa, a pedido de sus terminales extranjeras, ya que la insularidad de nuestra Patria Grande, junto con las reservas de recursos naturales, son indispensables en tiempos de guerra. Hoy se centra el tablero de control territorial en el Ministerio de Seguridad, en el que se han instalado directamente las agencias de inteligencia extranjeras.  
 
Hoy más que nunca necesitan liberalizar todo lo que se pueda el comercio exterior, quitar todo control en las fronteras; ser ellos los únicos controladores, para que sus negocios, sus mercancías (las de la economía de la guerra y el narcotráfico) circulen sin reparo y se blanqueen las divisas que ello genera, en sus propios bancos.Todo ello bajo el telón de ser ellos mismos los justicieros contra la corrupción local.  
  
No sólo son la soja y los terratenientes locales que nos hambrean, hoy los dueños de siempre y de todo son los que directamente nos gobiernan y necesitan todas las reformas posibles para remodelar a su medida, un Estado servil a la Patria Contratista y Financiera. Ratificarnos como una colonia que debe suministrar y servir a la concentración imperial del Nuevo Gobierno Global que se está diseñando. 
  
A los “agrodiputados” de ayer se les suman los “narcodiputados” de hoy, bajo la careta de ser paladines contra la corrupción, apuntándose y denunciándose unos con otros; reproduciendo la putrefacción hacia todos los sectores para no ser descubiertos como los principales responsables y partícipes de la crisis de representación, de la corrupción de las conducciones políticas, de la crisis de valores esenciales para la convivencia comunitaria, y la falta de esperanza de vida, sobre todo en nuestros jóvenes. 
  
Mientras piensan cómo sobrevivirán (tanto burocracias políticas como sindicales), cómo se mantendrán en la palestra del ciber-espacio mediático (tanto izquierdas como derechas liberales parlamentarias), el Pueblo se harta y todo le resulta más de lo mismo. Lo guía su instinto de supervivencia; y allí todos intentan cantar la canción que el Pueblo, creen ellos es la que quiere escuchar. Entonces aparecen propuestas populistas de derecha como las de Macri y Vidal, como las de Massa y Randazzocomo las progresistas de Cristina y D´Eelia, y hasta la izquierda liberal y la reformista acomodan su presentación en medio de tanto hartazgo…y todo vuelve a parecerse a más de lo mismo, pero con otro color.  
 
Mientras tanto la Plutocracia avanza en su objetivo estratégico de control, dominio y explotación. En lo que va de estos últimos dos años se ha transformado el Estado, se perdieron más de 15.000 puestos de trabajo, se han cerrado fábricas estratégicas del Estado, se direccionan millones de beneficiarios de planes sociales hacia la contención social y mano de obra esclava; se pone en venta la participación del Estado en las Empresas Hidroeléctricas, se dejan de fabricar aviones para fabricar chalecos y vallas, se cierran controles sanitarios en puertos y fronteras, se dan de baja programas de salud, y se diseña la educación de nuestros jóvenes a medida de las necesidades de ganancias de los empresarios. Se despliega gendarmería y prefectura para brindar seguridad a empresas transnacionales, se obliga con escenarios fabricados a involucrar a las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad interior, bajo la excusa de existencia de grupos terroristas en el país.  
 
Pasamos todas y todos a ser objetivos militares, con el control interno y los resortes económicos en manos de ellos, gracias al eterno endeudamiento; quedamos totalmente vulnerables a sus caprichos, y a un solo paso de la implosión de nuestro Estado para cuando necesiten intervenir directamente.  
  
Así de expuestos quedamos y estamos. En una etapa distinta a la década pasada, porque como lo anunciaba Cristina, el objetivo es seguir profundizando el modelo. Hoy ya no hay grises. Hoy somos Nosotros: los Pueblos, frente a Ellos: la Oligarquía financiera internacional con sus gerentes transnacionales en el país. Hoy son las organizaciones revolucionarias o los ejércitos regulares o irregulares de ellos, desplegados por nuestras tierras.  
  
Como al inicio de la crisis del 2008 que se llamaba al Pacto Social a la dirigencia de la CGT, de la CTA y la UIA; hoy ante las exigencias del FMI para que lleguen las inversiones que salvarían a Macri de una crisis económica ingobernable, suman también al Gran Acuerdo Nacional a las iglesias, y a los más grandes Movimientos Sociales. Más amarillo, más consensos, más equipo, más cinismo para ellos mantenerse a costa del ajuste y la miseria nuestra.  
 
Hoy, luego de la victoria de Cambiemos con el voto hartazgo popular, se amontonan y apresuran reagrupamientos hacia las presidenciales del 2019 para ver quienes pueden sobrevivir del naufragio. Allí veremos más populismo discursivo liberal y amarillo de Vidal, el reagrupamiento del PJ con la bendición de Bergoglio de unirse para salvarse (convenciendo a MassaRandazzoUrtubey, el Movimiento Evita, gran parte de la CTEP, gobernadores, intendentes, ex kircheristas, etc.), y una izquierda parlamentaria intentando abrirse espacio en el Congreso y siendo fagocitada, cual Podemos en España o al independentismo pacifista de Cataluña.   
  1. Nos quieren Esclavos:  
Esclavos sometidos, inconclusos, atrofiados, enroscados, mutilados, deprimidos, egocéntricos, vulnerables, sometidos, predecibles, alcahuetes obsecuentes, moldeables, ¡teledirigidos! Esclavos de la voluntad del patrón, de los dueños, del jefe o la jefa, del capitalista…del Imperio del Dinero. Ellos someten desde la enajenación material pasando por la colonización ideológica. Ellos nos necesitan idiotizados, consumidores y reproductores sistémicos. Ellos necesitan que creamos en sus leyes, que no hay nada más digno que pelear por las libertades individuales enumeradas en los preámbulos de las convenciones de Derechos Humanos, defender la propiedad privada y el desarrollo personal de la meritocracia, y tener como principal objetivo dar la vida en defensa de la democracia representativa occidental anglosajona y liberal.  
  
Que nadie se atreva a cuestionar esos valores, que todos repudien cualquier tipo de violencia, que nadie se pregunte si hay posibilidad de otro sistema de vida. Que descarguen sus frustraciones en terapias colectivas y grupales dibujando consignas. Que nadie se atreva a organizarse políticamente para revolucionar el orden establecido, que todos piensen que se revolucionan pero que no se enfoquen en el poder. Que el poder sea un misterio para unos pocos, y que esos pocos nunca sean nombrados. 
  
Hasta aquí llegamos TODOS, las y los que intentamos una y otra vez junto a la memoria de los que ya no están, y también los que buscaron los atajos retrasando y quitando fuerzas al camino revolucionario. Aquí estamos, en la cueva mirando la proyección de una realidad que se nos presenta como cierta. Aquí estamos TODOS Y TODAS, dentro de la Matrix, controlados por el “Gran Hermano”, el ojo que todo lo ve y al que nos está prohibido acceder.  
  
Nuestro tiempo físico se nos escapa de entre las manos, perdiendo minutos, horas, días, años en varias batallas ficticias e impotentes. Mucho esfuerzo y recursos en conseguir una banca dentro del juego de la democracia representativa que mayoritariamente repudiamos. Reclamamos la Soberanía del Pueblo, y nos desgastamos en sostener su sometimiento parlamentario delegativo. Mientras tanto ellos avanzan en su sometimiento, avanzan en las ocupaciones territoriales, en la colonización de nuestras tierras e ideas; compran voluntades, firman pactos sociales, encienden rebeldías controlables, saquean territorios, balcanizan unidades nacionales, desintegran Estados, y avanzan en el rediseño del Nuevo Orden Mundial.  
  1. La Tarea por delante 
El frente electoral es un frente de masas más, en donde la tarea, al igual que el frente sindical y territorial, es alcanzar la mayor fuerza posible para la disputa de poder. Allí, la militancia debe centrarse, por un lado en elevar el nivel de conciencia de clase (es decir que la mayor cantidad de integrantes del Pueblo Trabajador, con o sin empleo, se decidan a organizarse revolucionariamente en una estructura política); y por otro la disputa de las instituciones, sobre todo del Estado, para ponerlas al servicio del proyecto político revolucionario. No creemos en estas instituciones caducas, ajenas a los intereses populares; creemos en la necesaria toma del poder instituido para que irrumpa el poder constituyente del Pueblo, y que se subvierta el orden establecido por un sistema Socialista, verdaderamente democrático.  
  
Las elecciones pasan y la tarea seguirá siendo la misma. Nuestro objetivo está en la resolución de la relación de poder entre LIBERACIÓN O DEPENDENCIA, ENTRE NOSOTROS O ELLOS, ENTRE OPRIMIDOS Y OPRESORES. El enemigo principal es el IMPERIALISMO, y no hay liberación de él dentro de su sistema de dominación, que es el Capitalismo. Ser anti-imperialista es a su vez ser anti-capitalista, no hay Liberación Nacional posible de las garras del Imperio sino nos proponemos al mismo tiempo la construcción hacia el Socialismo; y no hay camino hacia el Socialismo sin una clase Trabajadora organizada en Unidad Nacional para la Liberación de la Patria. A la clase Trabajadora argentina, con empleo o sin empleo, se le niega el camino de la unidad Nacional para que no protagonice la revolución de su Liberación Social. En un país como el nuestro, semi-feudal y dependiente económicamente de los capitales extranjeros, donde los medios de producción estratégicos se encuentran en manos foráneas, encaminarse hacia la construcción del Socialismo indefectiblemente implica la lucha por la Liberación Nacional. Al Imperio…ni un tantito así. “Peleamos contra el sistema y no contra una de sus variantes”.  
  
Para ello no hay recetas dogmáticas ni un solo camino para alcanzar dicho objetivo; toda y todo revolucionario debe tener la creatividad, capacidad y formación para dirigir las herramientas de lucha que surgen de la resistencia de su Pueblo, y encausarlas organizativa y revolucionariamente hacia una estrategia de poder; que avizore el objetivo final de la causa y prevea las victorias parciales, en el largo camino de la revolución continua y permanente.  
  
Ni el guerrillerismo, ni el sindicalismo, ni el electoralismo por sí solos son métodos que garantizan soluciones a la ofensiva de un enemigo que ha sofisticado sus armas, y que disputa en todos los terrenos y dimensiones de la relación de poder impuesta. Por eso, el desafío cada vez nos exige más audacia, disciplina, formación, grandeza en la humilde tarea de aprender a ser conducidos, y el coraje para asumir las ignorancias del presente si entendemos que tenemos la responsabilidad de conducir a otras y otros.  
 
No se puede conducir a un Pueblo que no está preparado para ser conducido. El Imperio nos pretende adiestrados y disciplinados también, para que nos dejemos conducir hacia sus intereses. La revolución necesaria, y exigida por el Pueblo por el sometimiento e infelicidad que implican sus necesidades básicas insatisfechas, consciente o no de ello, es nuestra tarea. Necesitamos que la mayor cantidad de nuestro Pueblo Trabajador se predisponga para ello.  
  
La oligarquía internacional, como una minoría elitista pretende mantenerse con sus serviles burguesías locales transnacionalizadascon sus gerentes hoy en la conducción del Ejecutivo Nacional, con los partidos liberales parlamentaristas, con sus disputas intercapitalistas hacia una etapa de mayor concentración del sistema financiero internacional. Un capitalismo financiero manteniéndose en medio de su crisis sistémica y civilizatoria, pretendiendo que los Pueblos la paguemos. Con la superpoblación global estorbando en el rediseño mundial, de un sistema de vida que alcanza para unos pocos; en su guerra imperial de rapiña, saqueando recursos, atendiendo el problema demográfico con los exterminios de pueblos enteros, ocupando países a través de los ensayos de implosiones de Estados, financiando e incentivando desestabilizaciones y guerras civiles. 
  
Nunca como antes han estado tan a la vista nuestra, en forma obscena, los reyes desnudos frente a nosotros. Son Ellos o Nosotros. Son esas pocas familias banqueras que comandan y dirigen las pocas potencias mundiales que se disputan el liderazgo dentro del sistema capitalista y consumista global.  
 
Los que realmente se enfrentan y resisten (no los simulacros e inventos por ellos financiados); los que realmente están resistiendo y combatiendo, son los que están padeciendo todo el odio sobre sus espaldas, toda la crueldad al desnudo de los que quieren todo bajo su control y dominio: Palestina, Siria, Venezuela, y las organizaciones revolucionarias que se dan en el seno de aquellos Pueblos subyugados por la ocupación.  
  
Por todo ello, CONVOCATORIA-SEGUNDA INDEPENDENCIA, convoca a todas y todos los compañeros y compañeras que se encuentren decepcionados, traicionados, solitariamente abatidos, que no pierdan un minuto más, que no se vuelvan a sus casas, que se decidan a tomar el destino, propio y colectivo, en sus manos y se sumen a esta propuesta.  
 
Es evidente que los tiempos venideros serán verdaderamente muy difíciles y sacrificados, pero aún lo serán mucho más sino nos organizamos para enfrentarlos.  El futuro solo podrá volverse digno en nuestro presente de luchaLa Historia Argentina se fue  construyendo con hombres y mujeres que tuvieron la osadía de desafiar destinos, que asumieron la responsabilidad histórica de ser protagonistas de cambios, que dejaron huellas indelebles en nuestra memoria.  Que no dejaron de tener audacia. Solo necesitamos volver a confiar en nosotros mismos, en la conciencia de nuestro propio ser y de nuestro destino; pero sobre todo, y con todo ello, la confianza en un proyecto común, en una Organización que contenga nuestras esperanzas y concrete nuestros sueños colectivos.  
 
Llamamos  a organizarnos para resistir y enfrentar en carácter de urgente: 
  1. Enfrentar cualquier “Pacto Social” que se pretenda para iniciar las Reformas exigidas por el FMI: No a la Reforma Laboral, Previsional, de Salud, de Educación (No a las pasantías gratis para empresarios públicos y privados); No a la Emergencia Social que impone la precarización laboral y el subsidio a las grandes empresas privadas.  
  1. Exigir la recuperación y reactivación de las Fábricas y Empresas estratégicas del Estado. Generación de empleo genuino como parte de un Proyecto Nacional soberano, que reactive el mercado interno. NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA ILEGAL E ILEGÍTIMA.  
  1. Afianzar, promover y apoyar las puebladas en distintas localidades del país en reclamo de TIERRAS para quienes la Trabajan. Recuperación de TIERRAS/TERRITORIO hoy en manos de terratenientes locales y extranjeros, para las comunidades originarias y locales. Promover la defensa cultural de las distintas naciones que priorizamos la unidad plurinacional, para la conquista de un único Estado Argentino en manos de nuestros pueblos. No a los separatismos pregonados por intereses que benefician a las burguesías transnacionales y terratenientes locales; SÍ A LA INDEPENDENCIA ARGENTINA DE LOS INTERESES DEL IMPERIO COLONIZADOR.  
  1. No a la Reforma del Código Penal con el objeto de la persecución y criminalización de la protesta, mientras se busca la seguridad jurídica para resguardar las empresas transnacionales y sistema financiero, que son los principales ladrones de nuestras riquezas. No puede haber NINGÚN ACUERDO NACIONAL mientras se mantenga el procesamiento de miles de trabajadores/as sometidos a causas penales por sus luchas. Derogación de la Ley Anti-terrorista. Exigir la renuncia inmediata de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich por ser responsable política del asesinato de Santiago Maldonado, por el incumplimiento de deberes de funcionario público, y sospechada popularmente de Traición a la Patria. Aparición de Julio López, Iván Torres y Daniel Solano, y de las 30.000 compañeras y compañeros detenidos desaparecidos 
Reafirmamos nuestros acuerdos programáticos en la disputa de Poder 
  • Son prioridades políticas de Convocatoria-Segunda Independencia la nacionalización de la banca, del comercio exterior, la democratización de la Tierra y la Reforma agraria. Abolición de la propiedad privada y la concreción de la propiedad colectiva y comunitaria.  
  • Ruptura con el FMI y el BM -que nunca se van a democratizar- e integración y participación decidida de nuestro país en la UNASUR; disolución de la OEA (alguna vez denominada “Ministerio de Colonias”); constitución del Banco del Sur. 
  • Derecho de nuestros Pueblos a la Autodeterminación. Por un Estado Argentino Plurinacional. Plena soberanía del Pueblo argentino sobre sus recursos naturales. Derecho a la nacionalización y estatización de los medios de explotación de los mismos, de la banca y del comercio exterior. Regulación de los precios internacionales tendientes a estabilizar los gastos de importación y los ingresos por las exportaciones. Nuevas fuentes de financiación, tendientes a fomentar la propiedad colectiva y comunitaria, y el desarrollo con créditos no condicionados. 
  • Control real de las empresas transnacionales y de las áreas estratégicas de la producción en manos del Estado. Creación de mecanismos eficaces para la transferencia de tecnología avanzada a nuestros países. 
  • Cese de condicionamientos para la aplicación de los mecanismos legales de cada país. Promover mecanismos de democracia directa y plebiscitos populares en asuntos estratégicos. Desconocimiento de las deudas externas contraídas y luego ratificadas en forma ilegal. 
  • Derechos de los pueblos al control estatal de la propiedad de la tierra en función social y comunitaria. Derecho del Estado a expropiar los grandes latifundios. 
  • Derechos del Estado argentino a contar con su propia marina mercante de bandera nacional. Estatización del transporte y vías aéreas. Defensa y reactivación de las Empresas estratégicas del Estado.  
    CONVOCATORIA POR LA LIBERACIÓN NACIONAL Y SOCIAL 
en el camino de la SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA 
 
Mesa Directiva Nacional – Noviembre, 2017